Premio Nobel de Física a investigaciones sobre agujeros negros

El Premio Nobel de Física se entregó a destacadas investigaciones sobre agujeros negros.
El premio se dividió entre el físico matemático Roger Penrose, la astrónoma Andrea Ghez y el astrofísico Reinhard Genzel. (Fuente: Twitter TheNovelPrize)

La Real Academia Sueca de Ciencias otorgó este martes el Premio Nobel de Física 2020 a Roger Penrose, Reinhard Genzel y Andrea Ghez por sus investigaciones en la formación y ubicación de agujeros negros dentro de la galaxia.

La mitad del galardón lo tiene el físico matemático británico Roger Penrose “por el descubrimiento de que la formación de agujeros negros es una predicción robusta de la Teoría General de la Relatividad”. Penrose es profesor emérito de la Universidad de Oxford dentro del Instituto de Matemáticas.

La otra mitad de la presea la comparten conjuntamente el astrofísico alemán Reinhard Genzel y la astrónoma estadounidense Andrea Ghez “por el descubrimiento de un objeto compacto supermasivo de este tipo en el centro de nuestra galaxia”. Por su parte, Genzel es Director del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre en Alemania y Ghez profesora dentro de los departamentos de Física y Química de la Universidad de California (UCLA) en EU.

Historia entre investigaciones

Roger Penrose ha dedicado gran parte al estudio del universo. Entre sus investigaciones más importantes se encuentra la realizada en 1965 por medio de la demostración del Primer Teorema de las Singularidades. En este explicó que el proceso de formación de los agujeros negros se efectúa sólo después del colapso de un estrella supermasiva. Trabajo sobre el que se basó el físico Stephen Hawking para demostrar el Segundo Teorema de las Singularidades.

La historia de la investigación acerca de agujeros negros comenzó desde el siglo XVIII, hoy se entregó el Premio Nobel de Física a estudiosos de esta era.
Fue en los escritos del astrónomo francés Pierre Simon de Laplace y el matemático británico John Michell en el siglo XVIII que se comenzó a hablar sobre la densidad y capacidad de atracción por gravedad de las estrellas gigantes. (Fuente: Twitter TheNovelPrize)

Por su parte,  desde la década de los 90, Genzel y Ghez lideran cada uno un grupo de astrónomos dedicados a investigar el centro de la Vía Láctea. Ambos grupos encontraron que algo invisible y pesado ha estado obligando a un grupo de estrellas a girar sobre el centro de la galaxia en una región no más grande que nuestro sistema solar. De acuerdo a la teoría de la gravedad, se debe a la presencia de un agujero negro supermasivo.

Pasado de las estrellas oscuras

Según la página correspondiente al Premio Nobel de Física 2020, la idea de “estrellas oscuras”· ha sido considerada desde finales del siglo XVIII en las obras del matemático británico John Michell y el astrónomo francés Pierre Simon de Laplace. Ambos habían conjeturado que la densidad de las estrellas podría crear una gravedad tan fuerte que ni la misma luz podría escapar a ella.

Es hasta hoy que se sabe, a través de estás y multiples investigaciones, que el “agujero negro” es el punto final de la evolución de las estrellas gigantes. El documento explica que cuando éstas quedan sin energía, explotan como supernovas para luego colapsar en remanentes tan pesados que la gravedad hace que se arrastre todo hacia el centro.

Entrega de premios continua

El día de ayer se reconocieron a los estadounidenses Harvey Alter y Charles M. Rice, y al británico Michael Houghton como los acreedores del Nobel de Medicina, por sus aportaciones sobre el virus de la hepatitis C. El día miércoles se darán a conocer a los portadores del Nobel de Química, el jueves a el de La Paz, viernes el de Ciencias y el próximo lunes el correspondiente a Ciencias Económicas.

También te puede interesar: Con esta app podrás viajar en un Tesla por la CDMX