“Que acabe la pandemia”: piden devotos a San Judas Tadeo

Miles de feligreses acudieron a la iglesia de San Hipólito en la CDMX para pedir a San Judas Tadeo Salud y protección durante la pandemia

“Que acabe la pandemia”: piden devotos a San Judas Tadeo
Alejandra acudió al templo de San Hipólito desde Toluca: (Fotografía: @Andres_Cronico)

“Al venir aquí, yo siento que no me voy a enfermar”, relata Alejandra Navarro, quien acompañada de su esposo acudió desde Toluca a la iglesia de San Hipólito en la Ciudad de México, con el único objetivo de agradecer y pedir salud a San Judas Tadeo. 

Este 28 de octubre, como cada año, miles de feligreses acudieron a la iglesia de San Hipólito en la alcaldía Cuauhtémoc a venerar a San Judas en su día, sin embargo, al hacerlo en medio de una pandemia sanitaria, uno de los principales motivos de este año para visitar el templo fue el de pedir salud. 

Debido a la pandemia por covid-19 las autoridades eclesiásticas y del Gobierno de la Ciudad de México, anunciaron que la iglesia de San Judas permanecería cerrada este 28 de octubre, sin embargo, ante la insistencia de los visitantes que arribaron desde la noche de 27 de octubre, la iglesia se abrió para que los devotos pudieran visitarla.

Miles de feligreses acudieron a venerar a San Judas Tadeo en su día. (Fotografía: @Andres_Cronico)

Piden a San Judas Tadeo que acabe la pandemia

“Vengo a pedir que acabe la pandemia, que mi familia y seres queridos no se enfermen”, indica David Núñez, quien acompañado por una procesión de más de 100 personas acudió a la iglesia de San Hipólito en la Ciudad de México a conmemorar y pedir a San Judas Tadeo, bienestar en medio de la crisis sanitaria.

David es parte de la peregrinación La Barca, que cada año acude a San Hipólito desde Tenayuca en Tlalnepantla de Baz, Estado de México. Este año, a causa de la contingencia, la procesión se trasladó en combis, pero generalmente lo hacen caminando, relata David para Tu Red Capital,, quien indica que debido a la pandemia, la peregrinación se redujo a la mitad de personas.

En la misma peregrinación, Haydé Zuñiga y Julio Enrique acudieron dentro de La Barca a agradecer a San Judas Tadeo por las bendiciones de todo el año, y para pedir salud para ellos y todos sus familiares, “para que nos vaya bien a mí y a toda la gente”, recalca Julio.

David, Julio y Haydé son parte de la peregrinación “La Barca” de Tenayuca. (Fotografía: @Andres_Cronico)

Al igual que ellos, Guillermo Gómez de la Rosa se trasladó en bicicleta a la iglesia de San Hipólito para pedir salud al “glorioso apóstol”, quien asegura, podrá brindarle salud por medio de la fé que él le demuestra.

“San Juditas Tadeo, glorioso apóstol de los casos difíciles, por medio de los doctores tenga salud y por ti”.

Guillermo acude todos los años a pedir a San Judas por su salud, pues más allá de la pandemia de covid-19, es diabético, y su enfermedad le ha arrebatado la fuerza para seguir trabajando. “Mi San Juditas Tadeo me ha abierto el camino para llegar aquí”, recalca. 

Una nueva forma de venerar a San Judas Tadeo

La pandemia por covid-19 obligó a los feligreses a adaptarse a una nueva forma de venerar a San Judas Tadeo, pues la misa anual en la iglesia de San Hipólito fue cancelada y dio paso a una organización en la que los visitantes sólo podrían permanecer cinco minutos dentro del templo.

De acuerdo con personal de la alcaldía Cuauhtémoc en el lugar, los feligreses que quisieran acceder a la iglesia tendrían que formarse a un costado del recinto, sobre la calle Héroes, donde irían entrando en grupos de 30 personas cada cinco minutos, el acceso sólo se permitiría con el uso de cubrebocas, y se aplicaría gel antibacterial a cada visitante.

Guillermo es diabético y acudió a la iglesia de San Hipólito a pedir por su salud. (Fotografía: @Andres_Cronico)

Una vez dentro de la iglesia de San Hipólito, siguiendo la sana distancia, sólo podrían permanecer unos minutos para recibir la bendición y ver la imagen de San Judas, “la visita es de entrada por salida”, comenta una de las trabajadoras en el lugar.

A pesar de que la misa a San Judas Tadeo sólo sería transmitida por internet, los visitantes agradecieron la nueva forma de organización, pues fue más ordenada y evitaba el tumulto de la gente. “Puede entrar uno desahogadamente a la iglesia a ver a nuestro santo”, afirma Araceli Hernández para Tu Red Capital.

Araceli tiene 60 años y se dirigió a la iglesia, como cada año, caminando desde su casa en Buenavista. Ella, en entrevista par Tu Red Capital, celebra el cumpleaños de San Judas, agradece por las bendiciones que le ha dado, y recalca la buena organización de este año, “se los agradezco, es una buena técnica”.

Araceli caminó desde su casa para celebrar el cumpleaños de San Judas Tadeo. (Fotografía: @Andres_Cronico)

También lee: Proponen hasta 18 años de cárcel a “montachoques” en la CDMX

5 años de agradecimiento a San Judas Tadeo

A pesar de que la salud se convirtió en uno de los principales motivos para visitar y agradecer a San Judas, hay quienes acuden a la iglesia de San Hipólito a cumplir mandas al apóstol.

Ese es el caso de Arturo Segura, quien se trasladó desde Nicolás Romero este 28 de octubre a cumplir una promesa que hizo con San Judas luego de que atropellaran a su hija. “Me atropellaron a mi niña hace un año y tengo una manda de 5 años”, relata Arturo, quien asegura para Tu Red Capital que su hija ya se encuentra sana.

“Este año no pude venir caminando por la contingencia, pero soy muy devoto a San Judas”.

Cada año Arturo acude a venerar a San Judas, por lo que afirma que la fé puede llegar a ser más grande que el miedo a contagiarse de coronavirus, “todo se puede mientras nos cuidemos, mientras la gente siga lo de la contingencia, podemos venir a ver a San Judas”.

Arturo cumple una manda de 5 años a San Judas. (Fotografía: @Andres_Cronico)