INEGI evidencia impacto ambiental en la refinería de “Dos Bocas” de Tabasco

Con la Geomediana Landsat, INEGI dio a conocer imágenes satelitales donde se aprecia el impacto ambiental de la construcción de la Refinería Dos Bocas

Evidencian impacto ambiental en la Refinería Dos Bocas
La comparativa corresponde a 2018 y 2020, antes de comenzar la obra y tras un año de actividades. (Fuente: Mediana Landsat/INEGI)

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) lanzó la herramienta Geomediana Landsat, la cual permite analizar imágenes satelitales de una porción de territorio a través del tiempo. Fue a través de esta que se pudo observar el impacto ambiental que ha ocasionado la Refinería “Dos Bocas” en el municipio de Paraíso en Tabasco.

Es a través de dos imágenes correspondientes al año 2018, antes de que iniciaran los trabajos y otra del 2020, que se puede observar el impacto ambiental que ha ocasionado una de las obras principales del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Refinería “Dos Bocas” de Tabasco.

En la primera imagen se puede visualizar la Terminal Marítima “Dos Bocas” en el municipio de Paraíso en Tabasco con las mismas regiones de flora que mantenía desde 2010, en la segunda, la misma zona pero con una reducción de por lo menos el 30% de sus áreas verdes.

A considerar, el magno proyecto inició en agosto de 2019, su principal premisa fue solventar los requerimientos nacionales de gasolina y diesel, y así disminuir la dependencia en la importación. Este forma parte del Plan Nacional de Refinación, que entre otras cosas, busca mejorar los procesos de refinación del petróleo crudo proveniente de la Región Sur del país.

En su momento, la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) de la SEMARNAT dio a conocer la “Manifestación de Impacto Ambiental”, donde autorizó a Pemex la construcción de la obra por ser “ambientalmente viable” y asegurando que cumplía con los 5 términos obligatorios de la ley y catorce condicionantes. Entre estos destacan:

  • Monitoreo de la calidad de aguas superficiales y subterráneas
  • Monitoreo del manglar
  • Monitoreo de la calidad del aire
  • Presentación de un programa de vulnerabilidad al cambio climático
  • Ejecución del Programa de Vigilancia Ambiental

Lo anterior permitirá la remoción de 71.99 hectáreas de vegetación forestal. El documento señala que sólo se respetarán las áreas naturales protegidas o de relevancia ecológica y que se contribuirá a la sustentabilidad ambiental con un programa de reforestación, el cual ahora sólo documenta un vivero.

Hasta el momento, SENER sólo ha referido la construcción de viveros como actividades de resarcimiento. (Fuente: SENER)

Actualmente, pobladores de las comunidades vecinas realizan bloqueos en la zona de construcción para exigir reparaciones a sus carreteras debido al tránsito de vehículos pesados y actuación ante los altos grados de contaminantes.

También te puede interesar: AMLO iniciará investigación contra ASF tras error en el costo del Aeropuerto de Texcoco