Incendio en reserva ecológica de Tlalpan, más de 35 hectáreas quemadas

El incendio en la reserva ecológica de Tlalpan, en la colonia Fuentes del Pedregal,, permaneció más de 24 horas sin ser controlado

Incendio en reserva ecológica de Tlalpan, más de 35 hectáreas quemadas
Foto: SGIRPC

El incendio en un pastizal de la reserva ecológica en la alcaldía Tlalpan comenzó el pasado 30 de marzo, sin embargo, hasta el corte de las 21:00 horas del 31 de marzo, el siniestro no había sido controlado en su totalidad.

De acuerdo con la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC), las llamas ya han quemado alrededor de 35 hectáreas de superficie, afectando considerablemente la vegetación en el lugar.  

De la vegetación afectada por el incendio en la reserva ecológica de Tlalpan, el 65% corresponde a matorrales, el 10% a pasto y el 25% a hojaras, informó protección civil de la CDMX.

Las autoridades locales dieron a conocer que por las características del terreno afectado por el siniestro, aun cuando no se presenta fuego en la superficie, los puntos de calor pueden reactivar las llamas. 

También lee: Durante 2020 se combatieron 816 incendios forestales en CDMX

Así mismo, las constantes rachas de viento en la CDMX han provocado que el fuego que afecta la reserva ecológica de Tlalpan vuelva a avivarse, por lo que el incendio en la colonia Fuentes del Pedregal no ha podido ser controlado. 

La SGIRPC continúa trabajando con las descargas de agua a través de equipos de alta presión y con personal a pie en tierra Además, los equipos de emergencia trabajaron durante la noche para mitigar el siniestro. 

Hasta las 21:00 horas de este miércoles, se había logrado controlar el 90% del fuego, gracias al trabajo del Honorable Cuerpo de Bomberos con apoyo de 15 carros bomba, de la Comisión de Recursos Naturales (CORENA), y de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la CDMX.

Así mismo, acudieron all lugar 10 pipas de agua, de las alcaldías Tlalpan, Álvaro Obregón y Magdalena Contreras, hasta el punto adecuado y poder lanzar el agua para sofocar el fuego y evitar la propagación.

.