Iglesia Católica pide apoyar el oriente de la CDMX tras accidente del Metro

La Iglesia Católica solicitó a gobiernos, empresarios y ciudadanos, unirse en apoyo de los habitantes de la zona oriente de la CDMX

Iglesia Católica pide apoyar el oriente de la CDMX, tras accidente del Metro
Foto: Desde la Fe

La Iglesia Católica en la Ciudad de México ha pedido a las autoridades, y a la población en general, apoyar el oriente de la CDMX tras el accidente de la Línea 12 del Metro que ha desprotegido a la población en la zona. 

A través de su semanario Desde la Fe, la Arquidiócesis Primada de México señaló que la Línea dorada se construyó como una “esperanza” para el oriente de la capital, pues sus habitantes redujeron considerablemente sus tiempos de traslado desde su llegada. 

Sin embargo, con el reciente desplome de las vías, la zona quedó de nuevo desprotegida para sus pobladores, quienes no sólo fueron víctimas del incidente, sino que además se enfrentarán de nuevo a fuertes crisis de movilidad.  

“FUE UN TRISTE ACONTECIMIENTO QUE ENLUTÓ A DECENAS DE FAMILIAS Y A LA CIUDAD DE MÉXICO. ERAN PERSONAS, MUCHAS DE ELLAS JÓVENES, QUE EN SU MAYORÍA REGRESABAN A SUS CASAS DESPUÉS DE SU JORNADA LABORAL; SON HISTORIAS TRUNCADAS.”

-Indicó la Iglesia Catolica

Por ello, la Iglesia Católica recordó a las autoridades la importancia de atender el oriente de la CDMX, no sólo para apoyar a las familias que se vieron afectadas a causa del accidente, también para evitar que un siniestro como el de la noche del 3 de mayo vuelva a ocurrir. 

“Muchas de las personas que ahí habitan son de escasos recursos, gente en estado de pobreza, cuya vida puede hacerse miserable si no se les apoya de la manera correcta y se atienden sus necesidades prioritarias”, aseguró la Arquidiócesis.

También lee: Intentó robar una iglesia en GAM y quedó atrapado, bomberos lo rescataron

La institución aseguró que “es un momento que debe unirnos”, por lo que además de encontrar a los responsables y determinar las causas del accidente, gobiernos, empresarios y ciudadanos, deben apoyar a los habitantes de la región. 

“El accidente ha abierto nuevamente esa añeja herida del oriente de la Zona Metropolitana, que ahora se enfrenta otra vez al caos de sus habitantes por llegar a sus destinos, sumado a que esto ocurre durante la crisis sanitaria más grave de la historia moderna.”

-Concluyó la Arquidiócesis Primada de México