Ricardo Gallardo Cardona, candidato a SLP que estuvo en la cárcel por desvío de recursos

En 2015 Ricardo Gallardo Cardona fue a la cárcel acusado del desvío de 115 millones de pesos, hoy es el candidato del PVEM a San Luis Potosí

Ricardo Gallardo Cardona, candidato a SLP que estuvo en la cárcel por desvío de recursos
Foto: especial

Ricardo Gallardo Cardona es el candidato a la gubernatura de San Luis Potosí que lidera las encuestas, representando al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido del Trabajo (PT), sin embargo, su campaña se ha visto ligada a investigaciones de lavado de dinero y desvío de recursos que lo involucran a él y su familia.

El historial de operaciones millonarias ilícitas de Ricardo Gallardo Cardona vienen desde que procedió a su padre, Ricardo Gallardo Juárez, en la presidencia municipal de Soledad de Graciano Sánchez en 2014, pues durante su cargo fue detenido por los delitos de “delincuencia organizada” y “operaciones con recursos de procedencia ilícita”.

Así mismo, Gallardo Cardona ha sido señalado por el presunto desvío de 700 millones de pesos procedentes del erario público de dos municipios de San Luis Potosí (SLP), así como de la adquisición de miles de metros cuadrados en el estado por medio de supuestas sociedades fachada. 

De acuerdo con las investigaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) que llevaron al ahora candidato ecologista a la cárcel revelaron que, al momento de dicha detención, Gallardo Cardona y su familia estaban vinculados a 22 empresas.

De esas empresas de la llamada “Gallardía”, nombre del grupo empresarial de la familia Gallardo, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) puso en la lista negra a tres, las cuales fueron investigadas por la Unidad de Inteligencia Financiera. Asimismo cuatro empresas más fueron “fichadas” por irregularidades financieras. 

Otro de los casos de desvío de recursos en los que se involucró a Gallardo Cardona fue que durante su administración en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, se triangularon 210 millones de pesos que terminaron en compañías del entonces alcalde Ricardo Gallardo Cardona y que se dispersaron en compañías de la Gallardía. 

Ricardo Gallardo
Detención de Ricardo Gallardo Cardona

También lee: Raciel Pérez, candidato a Tlalnepantla, acusado por desvío de recursos

Según expedientes, Gallardo Cardona se convirtió en empresario desde que era menor de edad, pues desde los 17 años se ha registrado como socio fundador de las 22 empresas familiares que se constituyeron desde octubre de 1997 a septiembre de 2014, cuando ya era presidente municipal.

A pesar de la detención en 2015 del candidato a San Luis Potosí, la actividad empresarial de la Gallardía no se detuvo, pues desde 2015 y hasta 2020, la familia constituyó 19 compañías más, para dar un total de 41 sociedades en México. 

En estas nuevas sociedades, Ricardo Gallardo Cardona ya no aparece como fundador, además de que transfirió a su madre y hermanas las acciones en 19 de las 22 compañías de las que era socio. 

Las nuevas empresas de la Gallardía se han mantenido ligadas a contratos gubernamentales, como es el caso de Grupo One Multimedia Click, S.A. de C.V., el cual fue contratado por los ayuntamientos de Soledad de Graciano Sánchez y San Luis Potosí para “publicidad”, al igual que por el Congreso del Estado, entre 2017 y 2020, por 360 mil pesos.

Así mismo, en 2017 apareció RUPA Edificaciones del Potosí, S.A. de C.V., que promociona locales, departamentos, casas y hasta pent-houses en venta o renta, mediante una página de internet. Se sospecha que dichos inmuebles derivan de los más de 920 mil metros cuadrados que compraron los Gallardo de 2009 a 2018.

Por otro lado, se registró que el ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez, pagó en 2017 casi dos millones de pesos a otra de las compañías de “la Gallardía”, Station del Potosí, S.A.de C.V., por “la compra de vehículos y equipo terrestre”.

Finalmente en 2020 la empresa GP Rhino, ligada al desvío de recursos en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, obtuvo una licitación por 42.7 millones de pesos de Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (Capufe), cuando el candidato en cuestión era diputado federal.