IPN creó a ‘Jenny’, sistema de atención psicológica a distancia

El sistema de atención psicológica diseñado por egresados del IPN es totalmente gratuito y puede brindar un análisis emocional de forma automatizada

IPN sistema atención psicológica
Foto: IPN

Egresados del Instituto Politécnico Nacional (IPN) crearon un sistema de atención psicológica llamado ‘Jenny’ que sirve a la distancia como un asistente virtual, el cual funciona por medio de inteligencia artificial. 

Jenny es el asistente virtual de la empresa Mindful SAPI, cofundada por Grecia Reynoso, egresada de la Universidad Anáhuac y diseñada en conjunto por Héctor Iván Patricio Moreno, ingeniero en Sistemas Computacionales, por la Escuela Superior de Cómputo (ESCOM) del IPN.

Este sistema además fue creado por María Delfina Marín Soto, licenciada en Psicología por el Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS) del IPN, Unidad Santo Tomás, quien explicó que la cara más visible de Jenny es sistema de chatbot encargado de dar atención psicológica a los usuarios a través de modelos de Terapia Cognitivo Conductual (TCC), basada en evidencia científica.

También lee: Hospitalizaciones y defunciones disminuyeron en un 75% por vacunación

La también maestra en Ciencia de la Salud añadió que mediante un test psicológico estandarizado y validado en México, Jenny identifica el grado de bienestar, personalidad y estado emocional de cada usuario, con un alto grado de confiabilidad y confidencialidad, para después establecer una agenda de atención terapéutica que busca que los pacientes puedan progresar anímicamente.

Por otro lado, el ingeniero politécnico Héctor Patricio ha sido el responsable tecnológico de Jenny, para lo cual ha utilizado Inteligencia Artificial y Machine Learning, en la creación de perfiles y demás aspectos que componen el sistema.

Jenny además es un sistema de atención psicológica totalmente gratuito, por lo que cobra relevancia en un país como México que tiene una alta necesidad de Salud Mental, pero con un acceso limitado, pues las cifras indican que existe tan sólo un psicólogo por cada 100 habitantes, además de otras causas como el costo de atención especializada o la falsa idea de que este servicio sólo lo necesita quien sufre algún trastorno mental.