Con 50 mil firmas piden al Congreso de CDMX que analice la Ley de Infancias Trans

En caso de que el Congreso de CDMX apruebe la Ley de Infancias Trans, los menores de edad podrían cambiar su nombre sin necesidad de un juicio

Con 50 mil firmas piden al Congreso de CDMX que analice la Ley de Infancias Trans
Foto: tomada de Twitter

La discusión de la Ley para Infancias Trans en la Ciudad de México está detenida desde octubre de 2019, por lo que activistas entregaron este lunes 50 mil firmas al Congreso de la CDMX para solicitar que se reabra su análisis y posible dictaminación. 

Esta Ley para las infancias transgénero en la capital, no es más que una reforma al Código Civil y el Código de Procedimientos Penales, que busca que los menores de edad puedan reconocer libremente su identidad de género.

Fue a través de la plataforma Change.org que la organización en defensa de las Infancias Transgénero entregó las 50 mil firmas que el Congreso de la CDMX solicita para subir el dictamen la Ley, a favor de permitir la libre expresión de toos los miembros de la comunidad. 

En caso de que el Congreso de la CDMX aprobara la Ley de infancias trans, los menores de 18 años tendrán la oportunidad de cambiar oficialmente su identidad de género, es decir, adecuar sus documentos oficiales como el acta de nacimiento, al nombre y género que los identifica. 

También lee: CDMX garantizará servicios de salud a toda la población con nueva ley

Copred apoya la discusión de la Ley de infancias Trans en el Congreso de CDMX

Ante la presentación de las firmas, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred) hizo “un respetuoso llamado a los y las diputadas del Congreso de la Ciudad de México a legislar para darles a las personas menores de edad esta posibilidad, tal como lo pueden hacer las personas trans mayores de 18 años”.

Al respecto, el Copred argumentó: “Este reconocimiento está pendiente desde octubre de 2019, por lo que este Consejo recuerda hoy que cuando se habla del cambio de actas de nacimiento de niños, niñas y adolescentes trans para adecuarlas a la percepción de su identidad de género, se habla del ejercicio de derechos y de la garantía de una vida libre de violencias y discriminación”

Así mismo, el Copred señaló que actualmente los menores de 18 años que buscan adecuar su nombre y documentos a su identidad de género deben pasar por un juicio “estigmatizante y patologizante”, en el cual es necesario presentar pruebas de la identidad propia, quizá sin lograr convencer a la persona juzgadora sobre la identidad con la que se identifican las personas menores.

“Los niños, niñas y adolescentes son titulares absolutos de derechos. Una mirada adultocentrista es aquella que busca impedirles su desarrollo a partir de la creencia de que las personas mayores de 18 años sabemos mejor que ellos cómo ejercer sus derechos”.

-Aseguró el Copred