Ana Sofía, la alumna transgénero que cambió su nombre en documentos oficiales de la UNAM

Una vez que Ana Sofía realizó su cambio de manera oficial, la UNAM la reconoció como mujer transgénero y modificó todos sus documentos

Ana Sofía, la alumna transgénero que cambió su nombre en documentos oficiales de la UNAM
Foto: Ana Sofía Pastrana

Ana Sofía Pastrana es una alumna transgénero que, después de trámites y burocracia, ahora es llamada por su verdadero nombre en todos los documentos oficiales de la UNAM, esto tras modificar sus datos directamente en la Univesidad. 

Alumna del octavo semestre de Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se identifica como una mujer transgénero desde la infancia, pero no fue hasta la preparatoria que comenzó su transición. 

Cuando estudiaba en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), comenzó a cambiar su aspecto físico a uno que se adaptara a su identidad de género, por lo que pedía a los profesores que la llamaran Sofía en lugar del nombre que aparecía en las listas oficiales.

Para ello, Ana Sofía Pastrana tenía que enviarle un correo a cada uno de sus profesores y explicarles su situación, que era una mujer transgénero y quería ser llamada como se identificaba.

También lee: Con 50 mil firmas piden al Congreso de CDMX que analice la Ley de Infancias Trans

Al cumplir la mayoría de edad, Ana Sofía decidió hacerlo oficial y cambiar su nombre ante las autoridades, pues en México está permitido que las personas transgénero modifiquen su nombre a uno que vaya de acuerdo a su identidad de género, conforme al trámite de “aclaración de acta por enmienda”. 

Una vez que entró a la carrera de Economía en la UNAM, Ana Sofía envío la documentación correspondiente a la Dirección General de Administración Escolar (DGAE) para solicitar el cambio de nombre en la Universidad. 

Fue así que un día la UNAM le envió un correo para indicarle que ahora en todos sus documentos oficiales aparecería su nuevo nombre, el nombre que eligió como la mujer transgénero que es: Ana Sofía Pastrana.

Debido a ese cambio, Ana Sofía ya no tendría que explicar su situación a los maestros, pues las actas oficiales de cada materia ya tendría su nombre verdadero, y ella podría ser llamada como realmente de identificada. 

“Qué bueno que la UNAM está muy especializada en estos temas”, indicó Sofía para UNAM Global, pues no tuvo que pasar por ninguna traba para modificar sus documentos, sólo tuvo que realizar la aclaración.