Martes 2 de Agosto de  2022
ESCUELAS CDMX

Congreso de CDMX pide más policías en secundarias

Con esta iniciativa el Congreso de la CDMX busca más policías y disminuir delitos en secundarias, primarias y preparatorias

La policía de CDDMX deberá de hacer más recorridos en primarias, secundarias y preparatorias. FOTO: SSC
La policía de CDDMX deberá de hacer más recorridos en primarias, secundarias y preparatorias. FOTO: SSC
Por
Escrito en LEGISLATIVO el

El Congreso de la Ciudad de México aprobó solicitar una mayor cantidad de policías en primarias, secundarias y preparatorias, a fin de disminuir el acoso escolar y los niveles de delincuencia alrededor de los centros educativos. 

 

Fue la Comisión Permanente del Congreso Local la que aceptó solicitar a la Secretaría de Seguridad y Ciudadana (SSC) reforzar la seguridad en escuelas públicas de los niveles básico y medio superior. 

 

Con esta iniciativa el Congreso de CDMX buscará reforzar las acciones para la prevenir actos de violencia en las escuelas capitalinas, además de evitar la venta y consumo de drogas entre los estudiantes. 

 

Como parte de la solicitud, el Congreso capitalino pedirá a la SSC realizar recorridos en las primarias, secundarias y preparatorias de la CDMX, “a fin de disminuir la violencia e incidencia delictiva en los alrededores.

 

También lee: Congreso de CDMX pide a Semovi mayores restricciones en el Viaducto

 

Congreso pide policías en primas, secundarias y preparatorias de CDMX

 

Al respecto la diputada Adriana María Guadalupe Espinosa de los Monteros García (MORENA), promovente del punto de acuerdo, aseveró que “en nuestro país hay más de 40 millones de estudiantes de educación básica y media superior, de los cuales 28 millones sufren de acoso escolar”.

 

Además aseguró que esta situación se ha agravado por las riñas que se suscitan afuera de los planteles escolares, y por el alza en la incidencia delictiva, lo que aumenta los casos de violencia verbal, física y psicológica entre los educandos, agregó.

 

Por ello, expresó, resulta indispensable abordar dicha problemática sin minimizarla o neutralizarla, a través de la construcción de un proceso de atención integral para hacer frente a la violencia, donde participen todas y todos los miembros de la comunidad educativa y de seguridad.